Durante muchos años, la pena de muerte ha sigo un castigo bastante común en los Estados Unidos y durante el tiempo que ha estado activo estamos seguros que NO todas las personas que han sido ejecutadas debieron haberlo sido.

Da un salto conmigo a uno de los actos más crueles cometidos en la misteriosa historia de George Stinney, la persona más joven en ser ejecutada en la silla eléctrica.